Lo mejor de la información del Estado de México, el país y el mundo
Facebook POSTA header X POSTA header Instagram POSTA header Youtube POSTA header TikTok POSTA header
México

Familia exige justicia por presunto homicidio y robo de gemelas

Familiares exigen justicia por presunto homicidio y robo de gemelas en clínica de Naucalpan.

Publicado el

Por: Fernando Cruz

NAUCALPAN, Estado de México.- Familiares y amigos de Andrea exigen justicia por su presunto homicidio y robo de sus dos gemelas dentro de la clínica Arias ubicada en el Molinito municipio de Naucalpan Estado de México.

De acuerdo con sus familiares, Ivón Andrea estaba embarazada de dos gemelas y el pasado 6 de diciembre del 2020 acudieron a la clínica Arias para dar a luz.

Sin embargo, en quirófano perdió la vida, los responsables de esa clínica le dijeron que también fallecieron sus gemelas, le entregaron a sus familiares el cadáver de Andrea, sin embargo, no le entregaron los supuestos restos de las recién nacidas.

A través de un video difundido en redes sociales, el padre de la victima narró lo sucedido:

Andrea “N” se encontraba embarazada de gemelas cuando presentó un sangrado irregular, su familia la llevó de primer instancia a un hospital donde atendían casos de COVID 19, por lo que no le estaban dando la atención que ella requería en ese momento. Decidieron ir a la clínica Santa Clara, pero no se encontraba ningún especialista en ese momento, así que por la urgencia entraron a la Clínica Arias.

De primer momento les comentaron que no se encontraba ningún especialista, pero enseguida salió un hombre del área de farmacia comentando que el doctor estaba llegando al lugar. La víctima entró a consulta y se les informó que ella tenía que quedarse en la clínica porque su embarazo estaba presentando complicaciones y que ambas bebés ya no estaban con vida, por lo que era necesario practicarle un legrado de emergencia.

 

Médico aseguró que sufrió paro respiratorio

 

Aproximadamente a las 4:18 de la mañana, la ex pareja de la mujer le informa a su familia que los doctores se la habían llevado al quirófano para comenzar con el procedimiento médico. Alrededor de las 5:40 de la mañana los padres de Andrea se comunicaron con la ex pareja, quien les pasó al médico y les solicitaron que fueran de urgencia a la clínica porque su hija tuvo un paro respiratorio, en ese momento su familia salió directo a la clínica.

Al llegar al lugar se les pidió que subieran al primer piso, donde se encontraban la ex pareja y el médico, ellos preguntaron qué era lo que había ocurrido y el doctor les informó que su hija tuvo un paro respiratorio y que lamentablemente no pudo hacer nada para salvarla, explicándoles que al iniciar el proceso quirúrgico, la mujer vió y se impactó demasiado, lo que detonó el paro respiratorio, luego de darles la lamentable noticia, les solicitó que subieran al cuarto piso.

Al llegar al cuarto piso, encontraron a su hija sin vida sobre una supuesta mesa de quirófano con su brazo derecho colgando, alrededor de la mesa había muchos cartones tapando la sangre que estaba en el suelo. La chica tenía sangrado en la boca, los ojos y el oído. La familia amenazó diciendo que las cosas no se iban a quedar así, que iban a proceder contra la clínica.

 

Dueña de la clínica desconocía situación

 

Alrededor de las 10:15 llegó la dueña y administradora de la clínica, quien pasó a la familia a un consultorio. El padre de Andrea le explicó la situación, ella respondió que no estaba enterada de la situación, que solo había recibido una llamada en la que le informaron de un deceso, pero que no tenía idea de qué se trataba. La dueña preguntó qué había sido de las bebés y la familia le comentó que les informaron que se quedaron dentro de la víctima.

La única respuesta que tuvieron fue que no sabía si entregarles 3 actas de defunción o 3 certificados. La dueña le dio indicaciones al médico para llenar el certificado de defunción. Para ese momento, la escena del crimen ya había sido limpiada y la víctima había sido amortajada.

 

Nunca les entregaron los cuerpos de las bebés

 

La dueña les dijo que si querían podían llamar al ministerio público, la familia solo le pidió el cuerpo de su hija y las bebés, pero no se las entregaron. La familia se dirigió al MP de Naucalpan para meter la denuncia correspondiente, las autoridades les comentaron que ellos se encargarían de realizar las investigaciones correspondientes, reportar a Toluca la muerte materna de Andrea “N” y cerrar la clínica.

A tres años y cinco meses de la desafortunada pérdida, la clínica sigue dando servicios y no se ha declarado culpable a ninguna persona que participó en el homicidio de Andrea “N” y sus dos pequeñas, además la familia sigue sin saber qué fue de ambas bebés.

Noticias Relacionadas